Fin de las fiestas

[cc_facebook_like]

Más de un trillano andará esta semana con las ojeras características de quien ha disfrutado de unas estupendas fiestas.

El viernes, el II Concurso de Barcas por el Tajo volvió a ser un éxito. En él participaron cerca de 300 marineros que fabricaron un total de 23 embarcaciones, entre las que había un circo, góndolas venecianas, una caravana hippie, etc. En la orilla, 1.500 personas no podían parar de reír ante los naufragios y los intentos de salir a flote. Hubo premio hasta para los que llegaron los últimos y todos lo celebraron con una comida en la isla, lugar de llegada de los estaribeles.

foto www.trillo.es

Por la noche la diversión continuó con el concurso de disfraces en el que se valora no sólo la creatividad del traje, sino también su puesta en escena con coreografía. En la categoría individual, el primer premio fue para “Rodolfo Langostino”, el segundo para “Fantasía nocturna” y el tercero para “Saw”. En la categoría de grupos ganó la “Estampida de avestruces”, seguidos por “Gallina Turuleta” y “Cancán”.

El sábado los vecinos miraban preocupados al cielo, porque no paró de llover en todo el día. Sin embargo las nubes dieron una tregua tanto a la procesión de la homenajeada patrona Virgen del Campo, como a la actuación del cantante extremeño Huecco, que ofreció un gran directo ante 2.500 espectadores que disfrutaron de su voz y de su sentido del humor.

Además de todo lo citado, en las fiestas de Trillo también hubo toros, verbena, teatro infantil… Todos los vecinos lo pasaron en grande.